Hallan otra fosa clandestina con 45 cuerpos en el municipio de Cortázar, Guanajuato

0
357

Por Agencias

Guanajuato.- Un nueva fosa clandestina, con 45 cuerpos, fue ubicada la noche del jueves en un inmueble en la comunidad de Cañada de Caracheo, en el municipio de Cortazar, a unos 10 minutos de Celaya, en la zona Laja-Bajío asolada por la violencia de los grupos delincuenciales en los últimos años.

Desde anoche y durante el transcurso de este día, personal de las Fuerzas de Seguridad del estado, de la Agencia de Investigación Criminal, Protección Civil y Servicio Forense resguardan en el lugar.

El inmueble se ubica al final de una de las calles de la comunidad, aledaña a la calle Abasolo, según precisó el portal digital Ágora.

La finca fue rodeada por cintas para delimitar el área y también por unidades blindadas de las Fuerzas de seguridad del estado.

La Comisión estatal de búsqueda sólo indicó que “es tema de la Fiscalía general del estado”.

Apenas el miércoles se dio a conocer la localización y recuperación de cuerpos humanos en fosas clandestinas en un predio de Salvatierra conocido como Barrio de San Juan.

En total, se han recuperado en ese sitio 61 cuerpos, confirmó el comisionado estatal de búsqueda de personas, Héctor Díaz Ezquerra.

Colectivos y autoridades se encontraban todavía este viernes en el lugar, cercano al Río Lerma y a un parque ecológico visitado por familias y turistas.

La Fiscalía General del Estado informó el viernes por la tarde que integra la carpeta de investigación FGE/583/2020 y fueron detenidas tres personas en posesión de armas de fuego, equipo táctico, droga y vehículos alterados en Cortazar.

Los detenidos forman parte de un grupo criminal y fueron identificados como Luis “N”, José “N” y Javier “N”, quienes se encuentran sujetos a investigación por la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Alto Impacto, para ser llevados ante un Juez y se determine su situación jurídica.

Un equipo forense de la Agencia de Investigación Criminal, al realizar una exploración en la zona, localizó diversos indicios que advierten la existencia de restos corpóreos, por lo cual continúan los trabajos y procesamientos. (Verónica Espinosa/La Jornada).