La “rifa del tigre” en Morena

0
310

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Luego de iniciada la “operación cicatriz”, adelantada desde el domingo en Tamaulipas, la gran pregunta es quién se sacará la rifa del tigre para dirigir los destinos de Morena en esta región de broncos y “madrugadores”.

Prometieron que, en aras de la unidad y en torno a Mario Delgado Carrillo, nuevo jefe nacional, empujarán para un solo lado y se olvidarán de grillas internas.

Tarea difícil para el siguiente jerarca. Tiene que recuperar la pedacería que deja Enrique Torres Mendoza, armar el rompecabezas después de concertar con las tribus que, estilo PRD, se comenzaban a formar en algunos municipios. Son varios grupos los que trabajaban para sí, olvidando que antes que ellos está el partido.

En ese panorama de actores, se ha formado una corriente principal liderada por el diputado Erasmo González Robledo, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la cámara federal. Su gente será decisiva a la hora de tomar acuerdos.

Los nombramientos para presidencia y secretaría general (o coordinadores) saldrán de un proceso de consulta abierta a la militancia, igual que en la nacional.

El último padrón de militantes, analizado y aprobado por el INE en el presente año, dice que Morena tiene en Tamaulipas 5,494 afiliados, la mayor parte desde el 2013.

Según los estatutos, de esa militancia saldrá el 70 por ciento de los candidatos a puestos de elección, en tanto que el restante 30 por ciento será externo.

Quien ocupe la presidencia estatal tendrá que armonizar y negociar con las corrientes del senador Américo Villarreal Anaya; el delegado de programas federales, José Ramón Gómez Leal; el jefe de RTC, Rodolfo González Valderrama, y don Héctor Martín Garza González, jefe administrativo de Gobernación.

Son cabezas de playa hacia el futuro.

Según la operación “cicatriz”, dejarán de jalar por su lado los alcaldes de Madero, Adrián Oseguera Kernion, y el de Matamoros, Mario López Hernández, convertidos también en factor de poder, para privilegiar la unión urgente.

El nuevo líder deberá tener capacidad para aglutinar a las organizaciones afines como el Movimiento Nacional por la Esperanza que, presidido por Faustino López Vargas, tiene su peso específico dentro de las fuerzas morenistas.

Deberá valorar si los actuales presidentes municipales y diputados (locales) han cumplido con su encomienda, tanto como para merecer una reelección.

Pues bien, hay una fuerte corriente que se inclina a favor del legislador por Reynosa, Armando Zertuche Zuani, noveno distrito por mayoría, como la persona que tiene los suficientes arrestos para sacar al buey de la barranca.

Sin embargo para dirigir al partido tendría que renunciar a la posibilidad de su refrendo como diputado, y a la candidatura a la presidencia de Reynosa si se le llegara a dar.

Por cuestiones de mayoría legislativa, Zertuche se había dado de alta en la bancada del Partido del Trabajo.

De todas maneras podrá estar en la lista plurinominal rumbo al Congreso del Estado, y renunciar a la coordinación estatal del partido al tomar posesión del escaño.

Parte del trabajo que le espera. Entre el 21 y 29 de noviembre el comité estatal deberá realizar una intensa jornada de capacitación de militantes.

Enero y febrero dedicado a seleccionar, vía encuestas también, a los coordinadores distritales federales, e inmediatamente después los  distritales estatales y municipales. Todo contra reloj.

Pero antes, quien llegue a la silla estatal tendrá que meter en cintura a aquellos que ya “venden” y reparten posiciones.

Hay tanto desorden que, en redes sociales, militantes han denunciado que una mujer identificada como Carmina Raquel García Coronado, presunta “asistente” del dirigente estatal, Enrique Torres Mendoza, recorre municipios ofertando candidaturas a regidurías, alcaldías y diputaciones.

Sin que alguien lo haya confirmado hasta la fecha, se  habla de un mínimo de 80 mil devaluados pesos por una regiduría.

El profesor Torres tampoco lo ha desmentido.

Tratando de detener a los “madrugadores” y mercenarios, quien se ostenta como presidenta de Morena en Padilla, Edna Yukary Sauceda García, difunde a través de un audio que cualquier persona que haga reuniones de Morena y no esté debidamente acreditado, “será denunciado ante las autoridades correspondientes”.

“Morena no tiene candidato a la presidencia”, dice, y se deslinda de la precampaña que trae un tipo llamado Arnulfo Lugo Pérez, presuntamente empleado  al servicio del alcalde panista  Eduardo Alvarado García.

Mientras tanto el jefe estatal priísta, Edgardo Melhem Salinas, entregó nombramiento a delegados en 27 municipios. Son los que se quedaron y  creyeron en el partido.

Entre los municipios “grandes” se encuentran: Rafael González Benavides, en Victoria; Tampico, Faisal Smer Silva; Matamoros, Copitzy Hernández García; Reynosa, Juan Alonso Camarillo; Nuevo Laredo, Eliseo Castillo Tejeda; El Mante, Enrique Cárdenas del Avellano; Altamira, Sergio Guajardo Maldonado. Florentino Sáenz Cobos se hará cargo de Madero.

Se ve que hay ganas de trabajar y recuperar posiciones en el 2121. Esta vez en lugar de recibir viáticos, tendrán que sacar de su cartera.