Una golondrina no hace aire

0
274

Max Ávila

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Los conservadores y sus voceros exageran el festejo relacionado con la derrota de MORENA en Coahuila e Hidalgo. En efecto sí perdió, o mejor dicho, no ganó, (que no es lo mismo aunque lo parezca), pero no es para tanto, cuando lo mero importante es que tampoco ganó el PAN. No olvidéis que ambos estados son de tradición tricolor lo cual hace más fácil la manipulación cuando se trata de elecciones locales. No quiere decir que hubo trampa, (o vaya usted a saber), pero sí control del voto mediante los usos y costumbres tan socorridos en el PRI.

Coahuila sigue siendo propiedad de los Moreira, e Hidalgo aun pertenece a la dinastía de los Rojo y Lugo, cacicazgos de los que derivaron gobernadores como Jorge Rojo Lugo, Adolfo Lugo Verduzco, Jesús Murillo Karam, Humberto Lugo Gil y por supuesto, Miguel Ángel Osorio Chong y pue-que hasta alcance pa’l actual Omar Fayad Meneses.

Lo anterior no justifica el fracaso de MORENA, sino ratifica el desastre hacia el interior de una organización que debiera ser modelo por la responsabilidad histórica que encara, y sin embargo está convertida en un “chiquero” donde afloran las más bajas pasiones…y todo por la ambición de grupos e infiltrados que mancillan el proyecto transformador.

Es un escenario donde “rudos” y “tibios” se entremezclan en un combate grotesco, vergonzoso y vergonzante, que pone al descubierto la condición humana de quienes utilizan la política para alcanzar objetivos similares al neoliberalismo y sus más destacados personajes. Si lo vemos bien, se trata de un singular combate solo por lograr puestos, es decir, protagonismo a secas, muy alejado de la vocación transformadora de un país al que le urge sepultar los viejos esquemas de explotación, pobreza, corrupción y desigualdad.

Mientras tanto MORENA con sus “líderes” visibles, han servido a AMLO para pura tiznada, al contrario, es una fuente de conflictos que circula a contraflujo del interés republicano.

Por su parte, el Presidente se desliga considerando que debe gobernar para todos sin distinguir color ni tendencia, aunque para fines prácticos debió mantener su influencia para no llegar a los extremos observados.

En este sentido se conoció el errático papel desempeñado por Yeidckol Polevnsky que como dirigente solo contribuyó a confrontar y dividir. De igual forma ha sido triste el papel de Alfonso Ramírez Cuéllar, quien carga con la derrota sin excusa ni pretexto.

De manera que lo sucedido a MORENA en Coahuila e Hidalgo no es ninguna sorpresa, tampoco es para alarmarse porque lo que realmente importan son las elecciones del próximo año, mediante las que se renovará el ejecutivo en quince estados y la cámara de diputados federal, además de cargos locales en diversos estados, para dar un total de 22 mil. Entonces se podrá comprobar si el partido de AMLO está preparado para triunfar en la presidencial.

Usted dirá que no queda mucho tiempo para superar este bache y tiene razón. Para empezar se han de poner de acuerdo en la dirigencia nacional. Que Muñoz Ledo le baje a su soberbia en aras de la unidad, y que Mario Delgado olvide sus pretensiones de ser factor clave en la nominación del candidato a suceder a AMLO.

Que ambos se ubiquen: Porfirio es un hombre cuyas facultades físicas y psíquicas no corresponden a sus ambiciones protagónicas, en tanto Mario es un mediocre, incapaz de asumir y conservar liderazgo político, lo cual quedó demostrado en la cámara de diputados donde y aun contando con abrumadora mayoría, no pudo sacar adelante en tiempo y forma, importantes iniciativas del Ejecutivo.

El desastre en la dirigencia nacional de MORENA es real pero no suficiente para el fracaso total. Existen reservas, eso creo, para asumir la responsabilidad en el momento oportuno, es decir, ahora mismo, donde no caben la Polevnsky, Muñoz Ledo ni Mario Delgado. Por otra parte, no es secreto que en la mayoría de los estados no existe organización adecuada. En muchos casos porque siguen apostando a la marca AMLO en lugar de adquirir personalidad propia.

Tamaulipas es una de tantas entidades donde MORENA sufre acoso de oportunistas, “gandallas” y aventureros que suponen conquistar jugosos cargos recurriendo a falsos antecedentes oligarcas y  experiencias partidistas inéditas…con sus honrosas excepciones que la paisanada ubica en espacio y tiempo.

A pesar de lo anterior, no existe riesgo porque el poder en México se llama AMLO quien cuenta con una base popular que supera en mucho a los partidos adversarios, y los nacionales no votan por MORENA sino por su Presidente. Esta es otra verdad con la cual sus adversarios no pueden, ni tampoco acaban de aceptar…y menos cuando las evidencias de corrupción y saqueo del neoliberalismo se han convertido en el pan nuestro de cada día.

Y ni modo que sea invento.

                                LO BUENO ESTÁ POR VENIR

Quedamos en que las “derrotas” de MORENA en Coahuila e Hidalgo no lo son tanto, porque lo importante está en el futuro. Y es que este movimiento creado por AMLO es de proyección nacional y no se detiene en asuntos domésticos. Pa’ decirlo pronto, se trata de conservar la Presidencia y el Congreso de la Unión y no alcaldías o congresos locales cuya obediencia al ejecutivo pierde vigencia al topar con los límites de los respectivos estados.

Lo mero bueno entonces, principia el próximo año al concretarse las elecciones que definirán el destino de la república. Y no serán los personajes quienes cuenten, sino el proyecto transformador que pese a toda la mala entraña del conservadurismo, sigue adelante con la honestidad y transparencia propia de un régimen que encara con valor el reto.

Decir que un tropiezo partidista significa el fracaso de un proyecto histórico, es desconocer las etapas más importantes de la movilidad social en México. Se entiende en cuanto a que algunos “analistas” abusan de su incultura e ignorancia que los acerca al “analfabetismo funcional”, pero no implica que las mayorías lo crean cuando éstas son activistas de su propio destino.

Elemental: la sociedad como tal, sabe lo que le conviene y en este caso, bien que le conviene seguir manteniendo el régimen democrático y humano encabezado por AMLO.

Los adversarios de la 4T suponen que “una golondrina hace aire”, cerrando los ojos a las parvadas que nublan el cielo en terco afán de arrasar obstáculos y edificar su futuro sobre las ruinas de lo que significó pobreza y corrupción.

¡Ah, bruto!.

SUCEDE QUE

López Obrador anunció visita a la frontera de Tamaulipas. Ocurre tras denuncias contra el “super” delegado de la 4T, conocidas en “las mañaneras” y relacionadas con influyentismo en cargos federales en la entidad…pudiera ser que la gira de AMLO incluya atender no solo tales denuncias, sino incluso la remoción de José Ramón Gómez Leal, cuya presencia en la entidad ha sido muy parecida a la del “fantasma de la ópera”, el personaje de la célebre novela gótica de Gastón Leroux donde predomina el drama y el misterio.

Y hasta la próxima.