Abordan en la UAT la Economía Conductual y sus implicaciones para México

0
574

Por Redacción

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) presentó la conferencia virtual “Economía Conductual, algunas implicaciones para México”, donde se abordó el concepto de movilidad social.

El evento fue realizado por la Facultad de Comercio y Administración Victoria (FCAV), la Unidad Académica Multidisciplinaria Reynosa Rodhe (UAMRR) y la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (FADYCS) de Tampico, que imparten programas educativos en el área de economía.

En representación de los planteles universitarios, hizo uso de la palabra el Director de la FADYCS Tampico, Dr. Marco Antonio Cortina Saint André, quien destacó la importancia de ofrecer a estudiantes y docentes las actualidades en estos temas, ante los constantes cambios que se presentan en el contexto de la globalización de los principios económicos.

La ponencia realizada en el marco del Día del Economista, fue impartida por Raymundo Campos Vázquez, egresado del Instituto Tecnológico de Monterrey; Doctor en Economía por la Universidad de California, Berkeley; investigador del Colegio de México; y actualmente labora para el Banco de México.

En su intervención, el Dr. Campos Vázquez habló de sus trabajos científicos en materia de movilidad social, así como de su libro, en el que refiere la importancia de las habilidades y su trasmisión intergeneracional. 

“Movilidad social, es qué tanto los recursos económicos con los que nacemos, son importantes para explicar los recursos económicos que tenemos en la adultez”, indicó.

Explicó que estudios recientes apuntan que de cada 100 personas, que nacen en el 20% de la población más pobre de México, solo 2 pueden llegar a establecerse entre el 20% de la población más rica del país. “En Dinamarca la movilidad social puede ser hasta 6 veces mayor de lo que es en México”, añadió.

“Y de las 100 personas que nacen en la pobreza, 50 van a quedarse en esa situación. El problema es que en México la pobreza es persistente, hay una alta pobreza y no estamos generando las condiciones para poder romper este círculo, de si naces pobre, mueres pobre”, apuntó.

Detalló que luego de años de estudio, se puede explicar que en la medida en que los padres cuenten con habilidades como: escolaridad, inversión de tiempo y recursos en sus hijos, y que además, creen un ambiente propicio para su desarrollo, es como la siguiente generación va a tener más posibilidades de éxito.

“Los hijos van a desarrollar ciertas habilidades de acuerdo a todos los insumos, las habilidades van a ser: cognitivas, cierto tipo de personalidad y preferencias, que van a determinar ciertos resultados de vida”.

“Esto no depende de nuestros genes, depende del ambiente en que vivimos. Ese ambiente va a depender del nivel socioeconómico y de qué tanta estimulación vamos a recibir”, puntualizó.