Emma Coronel no tiene asuntos penales pendientes con la justicia de México

0
25

Por Agencias

Ciudad de México.- Emma Coronel Aispuro, esposa del Joaquín, el Chapo Guzmán Loera, no tiene ninguna causa penal pendiente ante la justicia mexicana, aunque el padre, Inés Coronel Barreras, y su hermano, Édgar Coronel, fueron detenidos por delitos contra la salud y por cooperar en la primera fuga de la cárcel del líder del Cártel de Sinaloa.

Aunque nació en San Francisco, California, Emma Coronel creció en Sinaloa donde, a los 17 años de edad, conoció a Guzmán Loera, y un año después se casó con él.

La también modelo y reina de la belleza es sobrina de Ignacio Coronel Villareal, alias Nacho Coronel, quien trabajó bajo las órdenes de Amado Carrillo Fuentes, conocido como el Señor de los Cielos.

El matrimonio de Emma Coronel afianzó la alianza entre ambos capos, sin embargo, en 2010 Nacho Coronel empezó a formar redes de complicidad con el Cártel de Los Valencia, en Jalisco, lo que lo distanció del Cártel de Sinaloa, y poco después murió, durante un enfrentamiento con el Ejército en Zapopan.

La pareja tiene dos hijas, que nacieron en los Estados Unidos, donde residen junto con su madre.

En las ocasiones en que el Chapo estuvo preso en cárceles mexicanas, se cuidó de no involucrar a su esposa, aunque en 2014, durante el proceso que se le seguía por delitos contra la salud en el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Penal Federal, con sede en Jalisco, pidió que su esposa asistiera, según consta en los autos de la audiencia: “Guzmán Loera, solicitó que en el desahogo de la testimonial a su cargo se encontrara presente su persona de confianza de nombre Emma Coronel Aispuro”.

Inés Coronel fue detenido por primera vez en abril de 2013 por delitos contra la salud, al ser detenido en posesión de armas y drogas, en una operación de narcotráfico organizada por el Cártel de Sinaloa, y en 2017 fue sentenciado a diez años y 3 meses de prisión.

Por su parte, Édgar Coronel Aispuro fue detenido en 2015, acusado de haber colaborado en la fuga de Guzmán Loera del penal federal de Almoloya de Juárez, Estado de México, y se encuentra preso en el penal de Aguaruto, Sinaloa. (Eduardo Murillo/La Jornada).