La falta de empleo por pandemia motivó violencia familiar en casa

0
40

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La falta de empleo, de ingresos económicos y las exigencias en la familia fueron los principales factores que hicieron que la violencia se incrementara en casa durante el 2020, después de que inició el período de confinamiento social por la pandemia.

Grupos locales de apoyo, como el Centro de Ayuda para la Mujer en Latinoamérica en Victoria, recibieron a un buen número de mujeres agredidas en distintas formas, pero el común denominador que desató la agresión fue la presión que sintió el jefe de familia que se quedó sin trabajo y los gastos en casa no paraban.

“Fue muy pronunciado el número de personas violentadas debido al confinamiento, y si es importante para nosotros también tomar eso en cuenta; cuando se han quedado sin empleo, cuando la esposa, los hijos y todo mundo exige es hasta cierto punto frustrante  para muchos varones, y son cosas que se salen de las manos, definitivamente”.

Claudia Isela Valdés Briseño sostuvo que durante el 2020 las estadísticas indicaban un repunte de violencia; era un programa del Instituto de la Mujer, en coordinación con el 911 en el área de atención psicológica a donde se reportaban todos los casos, programa que por cierto ya desapareció en este 2021.

En el transcurso de este año pareciera que la violencia en casa ha disminuido, pues al menos en el Centro de Ayuda para la Mujer en Latinoamérica ha bajado el número de mujeres que solicitan apoyo por esta problemática en particular, y eso se debe a que la recuperación económica ya empezó, ya hay más movimiento y la gente ya no está tanto tiempo encerrada en sus casas, donde a veces el estrés y la presión inciden en su comportamiento.