Morena ya ganó

0
38

Max Ávila

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El sábado anterior entraron en vigor las modificaciones  al artículo 108 y párrafos del 111 constitucionales, los cuales a la letra señalan que el titular del Ejecutivo podrá ser imputado y juzgado por traición a la patria, corrupción, delitos electorales y todos aquellos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano (a). Sea que el Presidente de la república pasa a ser un mexicano más, sin privilegios de ninguna clase ante la ley. Es una decisión acordada por el Legislativo que a iniciativa de AMLO llega, como un paso más hacia la democracia plena. Tal vez llega tarde, pero bueno algún día debía suceder.

Si esta exigencia social hubiera tenido éxito hace tiempo, muchos serían los problemas ahorrados. Para empezar la corrupción e inmoralidad política y administrativa no tendría los alcances conocidos. El país sería más soberano y más dueño de sus riquezas y por consecuencia la pobreza sería mucho menor a los setenta millones creados durante el neoliberalismo. Y probablemente fuéramos ejemplo mundial, muy por el contrario de la negativa calificación recibida hasta el régimen de Peña Nieto. En este sentido cierto es que apenas avanzamos, pero cuando menos ya no estamos en el sótano de la inmundicia moral condenada por el resto de las naciones.

Desde luego que “el hubiera” no existe, pero no habríamos padecido los políticos ladrones que se apropiaron del patrimonio social utilizándolo como convino a sus intereses personales, familiares y de grupo. Aquí hay que incluir a los medios de comunicación que “ignoraron” el saqueo y la depredación de que México fue objeto los anteriores seis sexenios. Estos que ahora atacan al supremo gobierno por cualquier pretexto que nada dijeron ante los acuerdos leoninos sobre energía realizados con empresas extranjeras, o cuando se entregaron (o casi se regalaron), ferrocarriles o teléfonos a la IP, y decenas de plantas que garantizaban el abastecimiento interno de diversos productos que ahora México tiene que adquirir en el exterior.

Recién quedó demostrado el alto nivel de servilismo de los neoliberales con los gringos, respecto del abastecimiento de gas, con las consecuencias conocidas sobre todo en la frontera, donde para fortuna y orgullo del régimen de la 4T, los técnicos mexicanos resolvieron la grave situación en corto tiempo evitando lo que se presentía como un desastre.

De manera que por tradición y complicidad, durante muchos años “la representación popular” no se atrevió a tocar la figura presidencial y menos relacionándola con corrupción y el resto de los delitos por los cuales cualquier mexicano puede ser juzgado, hasta que AMLO propuso que el titular del ejecutivo también debe estar sujeto al mandato superior de la ley. Ahora sabemos que desde el sábado anterior, esto es una realidad. Solo existe la duda si habrá efectos retroactivos. De ser así, mucha candela espera a Carlos Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y por supuesto a EPN, los “vivillos” herederos del neoliberalismo iniciado por Miguel de la Madrid.

Usted dirá que de cualquier forma, algunos de estos tienen que ver con casos de corrupción que han sido motivo de escándalo en los últimos tiempos, y tiene razón. Uno de ellos es la tristemente célebre “estafa maestra” donde aparece arrinconado Peña Nieto como presunto autor intelectual, teniendo como operadores a algunos de sus cercanos ex  colaboradores, como el virtual fugitivo, Luis Videgaray.

Por cierto, la Fiscalía General se muestra escéptica respecto de hasta dónde pueda ser útil la colaboración de Rosario Robles para aclarar el asunto. Por lo pronto rechaza algún acuerdo que pueda originar impunidad o privilegio libertario para la ex titular de Sedesol y Sedatu. Y es que la dama, como que quiere y no se anima a denunciar a los superiores que “la obligaron” a cometer el ilícito de “omisión” que de alguna manera la exime de responsabilidad total. Al menos es lo que ella desea, aunque no se atreve a dar el último paso.

¿Qué impide qué Rosario hable con “la verdad desnuda”?. No por escrúpulos que no los tuvo para servir como activista en las campañas del PRI adecuándose a la sucia metodología del ex partido en el poder. Tampoco por lealtad hacia quienes fueron sus jefes, mismos que la abandonaron en el proceso que enfrenta. Mucho menos por preservar “el prestigio” del régimen al cual perteneció, ¿entonces?. Lo que sí ha demostrado es un alto espíritu de sacrificio, tanto que significa estar pagando culpas de algunos que parecen no agradecerlo.

NADA NUEVO BAJO EL SOL

A unos tres meses y medio de las elecciones, el voto mayoritario está definido por más que los conservadores pretendan desviar el rumbo del mismo. Las encuestas no varían de forma que la oposición a MORENA avance. Y es que las estadísticas confirman lo que la terca realidad propone, es decir, la confianza irreversible hacia el régimen de la 4T.

Los reaccionarios buscan por todos los medios, pero nada les resulta. Entre lo ultimito estuvo capitalizar el problema de desabasto de energía eléctrica, provocada como sabemos, por la mezquindad de las empresas gringas que protegidas por la impunidad otorgada por gobiernos panistas y priistas, violentaron los acuerdos suspendiendo unilateralmente el envío de gas.

Por más que los adversarios intentaron culpar a AMLO no les resultó por la sencilla razón de que los mexicanos sabemos quiénes son los verdaderos culpables. Y estos no son otros que los corruptos e inmorales neo porfiristas enriquecidos a la sombra del poder, justo por acuerdos como el que motivó el desabasto.

Los depredadores del pasado, suponían que el supremo gobierno no contaría con los recursos técnicos para resolver con profesionalismo y responsabilidad el problema y por ahí atacaron fallando de nuevo.

Antes otro pretexto fue la adquisición y aplicación masiva de la vacuna anti virus. Ahora en vías de resolverse con éxito este asunto se les agotan los pretextos, pero inventan, como las presuntas diferencias entre AMLO y López-Gatell que según los reaccionarios, pondría en riesgo el operativo en cuestión. Ni hay diferencias, ni la mínima sombra sobre la tarea institucional de vacunación.

AL PRI, PAN y PRD se les agotan los argumentos pero también el tiempo, mientras la derrota los aguarda. Y ni modo que sea invento.

SUCEDE QUE

El daño ya está hecho, no se hagan bolas ni quieran sorprender a la realidad.

Y hasta la próxima.