Llegó el delegado, cuiden a sus hijas

0
399

Felipe Martínez Chávez

Cd Victoria, Tamaulipas.- Pensamos que era más inteligente; demostró lo contrario. No se le  pueden pedir peras al olmo.

Pasó de noche la “comparecencia” de Don Humberto Calderón Zúñiga, gerente de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado en Victoria, ante el cuerpo edilicio. Nada nuevo ni bueno que aportar.

Fue a exponer algo que ya sabemos los victorenses: Que no hay agua en la ciudad, que le dejaron una deuda de 190 millones de pesos, que los culpables son los funcionarios que le antecedieron que… No hay para cuándo solucionar el problema que más lastima a los capitalinos.

Lo que no dijo es que también  le dejaron un superávit de cuentas por cobrar por 450 melones, en lo cual necesita  ponerse a chambear…. A cobrar!.

Puras lamentaciones que ya no queremos escuchar. La comunidad quiere oír soluciones rápidas que le devuelvan el servicio sin que les clave la uña a los “buena paga”.

Ya sabemos que hay corrupción en el organismo y él, el señor Calderón, lo sigue solapando. Se entregó  en brazos del sindicato cetemista sin el mínimo esfuerzo por sanear las finanzas. Siguió la ruta de la corrupción.

Lo que quiere escuchar la comunidad es que el gerente diga que ya tiene en marcha un programa para que entre más lana.

Si en enero facturó 18 millones de pesos por consumo de agua, solo cobró arribita de los diez melones. El 45 por ciento de los 119 mil usuarios no pagan sus consumos… Y contando.

Por cada 55 millones de pesos que factura el señor Calderón, cobra alrededor de 30. Los demás se siguen sumando a la cartera vencida.

Cada vez paga menos gente y de ello se encargan -de fomentarlo- los sindicalizados. Son los que ocultan tomas y jamás realizan cortes a cambio de una “mordida”.  Cada quien tiene sus “clientes”.

Necesita meterle imaginación, algo que a lo mejor no tiene el Ex A Tec.

Para comenzar, urge que aplique el alcoholímetro entre los aproximadamente mil empleados que cobran y asisten (otros cobran pero no asisten a la fuente laboral). Un aproximado al 50 por ciento acude en estado briago, todos los días.

Urge que acabe con el robo hormiga de materiales. Todos están coludidos para desaparecer desde tuberías y válvulas, a grava y arena para tapar hoyos.

Antes de salir a calle, las camionetas de cuadrilla (rentadas) reciben su respectiva “ordeña” de gasolina. Por eso a veces se quedan tiradas.

Ya sabemos que los bandidos anteriores le quedaron a deber a Conagua, a Lolita, a proveedores y hasta las “piscas” de los líderes sindicales. Lo que queremos saber son soluciones.

Solo necesita cumplir con el exhorto que envió la 63 legislatura -y que la anterior gerencia no cumplió a cabalidad- del Congreso del Estado: Con pleno respeto a su autonomía, se exhorta a los organismos operadores municipales, estatales, regionales e intermunicipales, responsables de la prestación de los servicios de agua, drenaje, alcantarillado y tratamiento y disposición de  agua, a fin de que actualicen y/o depuren sus padrones de usuarios, con la finalidad de identificar plena y realmente los adeudos que se tienen por este servicio.

El jovenazo se fue por lo más sencillo: Clavarle la uña al 65 por ciento que sí paga, y en cuyos bolsillos se descarga el mantenimiento de todo el sistema.

El incremento que viene es del  4.8 por ciento sobre el costo del agua que, junto con las tarifa de drenaje y saneamiento, se duplica. Es lo que no dice el señor Calderón.

Ya tiene cuatro meses en la chamba. Ya no se vale echarles culpas a otros.

¿Algún ajuste de personal? Nada. Por el contrario, sigue metiendo a los suyos. Son las mismas gerencias:  Administrativa, Comercial, Técnica, Financiera y de Vinculación, aparte de la Gerencia General ¿realmente se necesitan?. Hay más generales que tropa.

El manual de Organización de la Comapa, publicado el 31 de enero del 2019 en el Periódico Oficial del Estado nos dice que ya son 90 los jefes.

No pocos innecesarios: Cada sucursal tiene su jefe, hay  jefe de Atención a Usuarios y jefe de Control de Usuarios, jefe de Control de Usuarios “Especiales” y así sucesivamente.

Por ejemplo la chamba de “Secretario Técnico” es de nueva creación, no existía hasta antes de septiembre del 2018. Más burocracia.

Con la mitad del personal que cobra en la Comisión se daría un buen servicio y no el pésimo que ahora nos receta Don Humberto.

Pero si el señor le echa números, el “aguachicoleo” que mencionamos es una corrupción menor si se compara con el barril sin fondo que es el sindicato.

Ya urge que la COMAPA acabe con la doble jubilación que manejan, que ya deje de pagarles los impuestos a todo el personal, pagarles las cuotas del IMSS y  del Infonavit, y hasta las incapacidades por crudas. Ya se tragaron a la gallina de los huevos de oro.

Con este saqueo, una vil ordeña, nunca habrá una empresa que resista en sus finanzas.

Que ya llegó a Tamaulipas Jorge Luis Preciado. Es el delegado del Partido Acción Nacional para tratar de ganar “carro completo” en la elección de junio.

Quienes “repartieron” la noticia de la comisión del señor Preciado mandaron un comentario adjunto: “Ya está aquí, padres, cuiden a sus hijitas”.

No entendimos el mensaje pero trataremos de descifrarlo en próxima entrega. Prometido.

El Rector de la UAT, José Andrés Suárez Fernández, informó del plan de trabajo para dar seguimiento a proyectos prioritarios de infraestructura y mejoramiento en áreas del campus Centro Universitario Sur, el que cuenta con cerca de 14 mil alumnos.

Entre las acciones se encuentra la rehabilitación de luminarias en las principales vías de tránsito vehicular y peatonal, avances de la segunda etapa de rehabilitación de red eléctrica de media tensión en modalidad de subterránea, y la implementación de más de siete subestaciones.

En seguridad universitaria, se trabaja en la reestructuración de actividades de la empresa privada de seguridad, en la optimización de tiempos y sistemas de reacción inmediata, en la actualización del padrón de usuarios y pase de acceso al Centro Universitario.

Para ello el Rector ha girado instrucciones al Director de Gestión Operativa del CU zona sur, Erik Martín Rodríguez Camacho, responsable de esta dependencia para dar seguimiento a las acciones.